Calidad del agua del grifo en Europa

El agua es fuente de vida y salud. El agua es esencial para la vida. Su calidad está estrechamente relacionada con el nivel de vida y el estado de salud de un país.” – Directiva de la UE sobre agua potable

¿La calidad del agua del grifo en Europa es suficiente para beber?

El agua potable se puede considerar de buena calidad cuando es segura y limpia; es decir, cuando no contenga patógenos o contaminantes a niveles capaces de afectar adversamente la salud de los organismos que la consuman.

La gestión del agua del grifo en Europa presenta una gran complejidad, por lo que normalmente involucra a muchos actores, como los municipios, empresas proveedoras, laboratorios de control y administraciones sanitarias. Ellos tratan de asegurarse que el suministro de agua potable sea de buena calidad, sin riesgos para la salud, fácilmente accesible y disponible en la cantidad requerida.

El agua del grifo en Europa en general tiene suministros de alta calidad y rigurosos sistemas de monitoreo y control analítico, que permiten que el agua llegue en buenas condiciones a nuestros hogares y se consuma de manera segura. Sin embargo, a pesar de todas las buenas intenciones y ambiciones de la UE y de los de cada país, la calidad varía mucho.

Para obtener información más detallada sobre la calidad del agua en su país, visita tu departamento local responsable del agua potable o visita la web de agua potable de los Estados miembros de la UE.

Aquí hay un breve video sobre el agua potable en Europa:

Fuente: Directrices oficiales para la aplicación de la Directiva relativa al agua potable en los Estados miembros de la UE.