Mitos y datos sobre el agua de ducha

Al igual que con los filtros de agua potable, hay muchas empresas y “expertos en salud” que difunden información no científica o incluso falsa para sus propio beneficio. Por lo tanto, hemos intentado resumir los mitos más comunes aquí. Queremos clarificar algunos datos sobre el agua de ducha que te podría interesar conocer.

1. Los filtros de ducha eliminan todo el cloro

Falso

Los buenos filtros eliminan el 90% o más, pero hay filtros que no eliminan el cloro en absoluto. Los que prometen el 99% de eliminación es probable que mientan sobre sus resultados. Los filtros que están certificados por el estándar NSF # 177 (el estándar de filtros de agua de EE.UU.) – sólo indican que un filtro eliminará el 50% de cloro libre en el agua.

Asegúrate de que los fabricantes proporcionan resultados de pruebas independientes para sus filtros antes de comprar.

2. Los filtros de ducha KDF son los más eficaces para eliminar el cloro

Cierto.

KDF elimina el “cloro libre” (cloro que no se ha combinado con otros componentes en el agua) bajo una fuerte presión con agua caliente.

Los filtros de carbón son prácticamente inútiles en las duchas, ya que no funcionan cuando el agua está caliente o a alta presión y también se obstruyen con bastante rapidez.

La vitamina C es más complicada. Hemos tratado de encontrar investigaciones independientes que muestren su eficacia sin éxito.

En una entrevista realizada por Bloomberg, Neal Langerman, de la División de Química de Salud y Seguridad Química de la American Chemical Society, comentaba: “Desde el punto de vista de la química, la vitamina C reacciona con el cloro y lo consume. El concepto ha sido incluso probado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Pero los filtros siguen siendo humo. En primer lugar, el cloro y las cloraminas no atraviesan la barrera de la piel, ni la vitamina C tampoco. (…) No creo que la reacción fuera completa – la neutralización – para cuando el agua llegue a su cabeza o fluya por el desagüe.”

La conclusión de nuestra investigación es que la vitamina C es insuficiente en sí misma, pero combinada con KDF podría serlo.

3. La piel absorbe el cloro al ducharse

Parcialmente falsa.

Algunos blogs y páginas web afirman que una ducha de 10 minutos hace que el cuerpo absorba el equivalente a 8 vasos de agua potable clorada.

Los riesgos para la salud causados por la absorción de cloro se explican de la siguiente manera en un estudio por el Department of Community Health:

La piel no absorbe bien el cloro, pero pequeñas cantidades pueden pasar a través de la piel cuando la gente está expuesta a gases de cloro, lejía o entrando en contacto con agua o suelo que contenga altos niveles de cloro. Aunque pequeñas cantidades de cloro pueden pasar a través de la piel, se eliminan del cuerpo rápidamente. El cloro puede irritar o quemar la piel, especialmente las zonas mucosas.

4. Cloroformo (uno de los THM que puede ser cancerígeno) puede formarse al ducharse con agua caliente clorada

Verdad.

Hay un montón de pruebas e investigaciones al respecto, aunque los estudios más importantes todavía están en curso para evaluar los efectos a largo plazo para la salud.

Referencias a dos de los estudios:

Https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15138448

Https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16556748

Science News informó de que los investigadores encontraron aumentos de cloroformo en los pulmones de los participantes de un estudio de aproximadamente 2,7 ppb tras una ducha de 10 minutos. Una combinación de apertura de poros por agua cliente, absorción por la piel e inhalación pulmonar durante una ducha de 10 minutos mostraron que es mayor que la cantidad que se ingiere bebiendo 8 vasos de agua. 

5. Los filtros de ducha pueden eliminar las cloraminas

Falso.

Las cloraminas se utilizan en lugar de cloro por algunos proveedores públicos de agua. Muchas de las marcas de filtros de ducha y especialmente las que contienen vitamina C afirman que también pueden eliminar las cloraminas.

No hay filtros convencionales de ducha que quiten más que una pequeña cantidad de cloraminas del agua de la ducha.

La Comisión de Servicios Públicos de San Francisco señala en su página web que sólo la vitamina C se puede utilizarse para eliminar cloraminas del agua municipal, pero la prueba se llevó a cabo usando 1000 mg de vitamina C en agua de una bañera.

Por otro lado hay numerosas pruebas de que no sería tan eficaz para un filtro de ducha. Hay filtros de rosca de ducha que dicen eliminar las cloraminas y la verdad, no es probable que funcionen. Si bien pueden reducir ligeramente las cloraminas, es muy dudoso que las eliminen del todo porque el flujo de agua a través de un filtro de ducha es demasiado alto para dar lugar al contacto del agua con el compuesto filtrante durante un período de tiempo suficientemente largo.

Asegúrate de revisar los detalles de estos fabricantes de filtros de cloramina. Pregunta por investigaciones independientes que demuestren la eficacia de sus filtros de ducha. Probablemente no lo encuentres. Nosotros no hemos sido capaces. Es importante conocer todos los detalles sobre el agua de tu ducha.

La única manera de eliminar eficazmente las cloraminas en la ducha es tener un sistema de filtro completo para el hogar.

6. ¿Los filtros de ducha ablandan el agua?

Falso.

El filtro de ducha no ablandará el agua como lo hace un suavizante tradicional, pero eliminará el cloro y otros contaminantes químicos, haciendo que el agua sea mucho menos agresiva y deje tu piel y cabello significativamente más suaves.

7. ¿Los filtros de ducha reducen la presión del agua?

Falso.

La mayor parte de los filtros de ducha procesan al menos 10 litros (2,5 galones) de agua por minuto, un flujo similar al de la mayoría de los cabezales de ducha estándar.

Sin embargo, no es una mala idea combinar el filtro con un cabezal de ducha que favorezca el ahorro de agua para economizar en el consumo de agua y dinero.

8. Los filtros de ducha duran 12 meses o más

Falso.

Basado en dos duchas de 10 minutos diarias, la mayoría de los filtros KDF duran entre 3 y 6 meses. Por desgracia, es difícil notar la diferencia entre un filtro total o parcialmente eficaz, así que es mejor cambiarlo con la frecuencia que recomienda el fabricante.

9. Los filtros de ducha de Vitaminas C son mejores para la piel

Probablemente falso.

De acuerdo con Patricia Farris, una médico que se especializa en dermatología: “La vitamina C tiene muchos beneficios para la piel. Se puede absorber a través de la piel si se formula correctamente. La vitamina C puede suavizar las líneas y las arrugas aumentando la producción de colágeno, aligerar la hiperpigmentación y proteger la piel de los rayos UV”.

Pero, ¿funcionará con un filtro de ducha?

“Probablemente no. Aunque una ducha con vitamina C suena bien en teoría, probablemente proporcionará muy poco beneficio para la piel “, dice Farris. “La vitamina C debe ser formulada y envasada de una manera muy cuidadosa para estabilizarla y evitar que se oxide (lo que la hace ineficaz). Si es sólo rociada a través del cabezal de la ducha, la mayor parte será inactivada muy rápidamente, ya que está expuesta al aire.”

No hay evidencia científica de que las duchas con vitamina C sean beneficiosas para la piel.

10. Ducharse y bañarse con cloro es malo para las mujeres embarazadas y los niños

Probablemente cierto.

Para las mujeres embarazadas, el agua clorada puede no sólo poner en riesgo la salud de la madre, sino también del feto.

Un estudio realizado por un equipo en Inglaterra determinó que entre mujeres que bebían o se duchaban en agua con cloro y cloramina no filtrada, varias sufrían varias complicaciones con el embarazo, incluyendo abortos espontáneos, muerte fetal, bajo peso al nacer, parto prematuro y un amplio espectro de defectos de nacimiento que van desde el daño del sistema nervioso a corazones débiles.

Para los niños, un baño caliente o ducha con agua del grifo no filtrada podría tener efectos peligrosos en su desarrollo. En Bélgica, se realizó un estudio para averiguar si había alguna relación entre los escolares que pasaban mucho tiempo respirando aire en una piscina cubierta y un aumento en los problemas pulmonares y el desarrollo de asma.

Los niños que jugaban frecuentemente en la piscina tenían un mayor riesgo de desarrollar asma juvenil, y en algunos casos los síntomas eran graves.

También tenían más tejido epitelial dañado, que es el tejido que forma la capa externa de la piel y las líneas del interior de los pulmones. Este estudio confirma lo nocivos que pueden ser los vapores de cloro para el sistema respiratorio de un niño, no sólo en piscinas comunitarias, sino también en el hogar en duchas y baños.

No se pueden extraer conclusiones reales de unos estudios tan limitados, sobre todo porque no se han realizado estudios específicamente sobre los efectos de la ducha en relación con el embarazo. Sin embargo, teniendo en cuenta los otros riesgos que podría tener para la salud, es mejor ser prudente. 

¿Conocías ya todos estos datos sobre el agua de ducha? Esperamos haberte ayudado lo máximo posible.